viernes, 7 de octubre de 2016

PCV MANIFIESTA PREOCUPACIÓN POR AGRESIÓN POLICIAL EN EL 23 DE ENERO

El Secretario General del PCV también recordó que recientemente fue asesinado en una supuesta OLP el hijo de un dirigente campesino comunista en Yaracuy Caracas, 7 oct. 2016, Tribuna Popular TP/Prensa JCV.- El Secretario General del Partido Comunista de Venezuela, Oscar Figuera, calificó como “muy seria” la denuncia hecha por organizaciones del movimiento popular y revolucionario de la parroquia 23 de Enero tras una arremetida ejecutada por fuerzas policiales del Estado, denunciada este jueves 06 de octubre. “El Ministro del Interior, Justicia y Paz debe evaluar con celeridad y mucha responsabilidad esa denuncia realizada por cuadros de probado compromiso revolucionario y reconocida solvencia moral”, afirmó el dirigente del PCV. “Nuestra solidaridad para los camaradas de Alexis Vive, La Piedrita, la Coordinadora Simón Bolívar y demás colectivos revolucionarios agredidos por sectores mercenarios y corrompidos que actúan en el seno de cuerpos de seguridad del Estado cumpliendo el papel de sicarios al servicio de la derecha neofascista y de las bandas delincuenciales paramilitarizadas”, agregó. Figuera advirtió que estas fuerzas trabajan por el control territorial y “el dominio de corredores estratégicos que facilitan la acción de la reacción en el corazón de las comunidades populares”. Recordó que recientemente, el PCV enfrentó una experiencia similar a la registrada en la parroquia caraqueña: A finales de agosto, en el estado Yaracuy, “en el marco de una supuesta OLP, un grupo de la policía regional de Yaracuy, reconocidos por su reiterada conducta represiva ante las luchas campesinas y populares, asaltaron la casa del dirigente campesino comunista Aristóbulo Perozo y asesinaron a su hijo, el joven activista popular comunitario Eudis Perozo”. “El caso ha sido denunciado por el Buró Político a nivel nacional y una comisión de este organismo del PCV se trasladó a la zona, pero no se vislumbran acciones que golpeen la impunidad y castigue a los asesinos”, agregó. El PCV demandó al Gobierno Nacional “la inmediata y exhaustiva investigación de los hechos” y la inmediata destitución y sanción para aquellos “provocadores e infiltrados responsables de la agresión contra el movimiento popular revolucionario en El 23 de Enero” e igual exigencia se reiteró para el criminal asesinato perpetrado en Yaracuy.