domingo, 15 de enero de 2017

EN BERLÍN SE HONRAN A LOS LIDERES DE LA REVOLUCIÓN DE 1919



Berlín 15 enero 2016.-
Unas 3.500 personas participaron hoy en la marcha que se desarrolló en Berlín en memoria de los líderes comunistas Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht en el 98 aniversario de su asesinato en 1919 con lo que se puso fin a la conocida como "revolución espartaquista".
La tradicional marcha, que partió de la plaza de Frankfurter Tor, concluía en el cementerio de Friedrichsfelde, donde están enterrados los dos líderes comunistas, y ante cuyas tumbas los asistentes depositaron claveles rojos y coronas de flores.
Entre los participantes figuraban, como cada año, representantes de la dirección del partido La Izquierda, que aglutina a comunistas y socialdemócratas, entre ellos sus presidentes, Katja Kipping y Bernd Riexinger, así como el antiguo líder y exministro de Finanzas socialdemócrata, Oskar Lafontaine.
También estaban presentes los presidentes del grupo parlamentario, Sarah Wagenknecht y Dietmar Bartsch, y la vicepresidenta del Bundestag, la cámara baja del Parlamento alemán, Petra Pau.
La revolución espartaquista es el colofón de un movimiento liderado por Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht con el que al término de la I Guerra Mundial (1914-1918) los elementos marxistas e izquierdistas alemanes trataron de derribar la recién nacida República de Weimar e implantar una experiencia política y económica; semejante a la establecida en Rusia tras la Revolución de Octubre de 1917.
El movimiento, cuyos líderes fundaron el Partido Comunista de Alemania (KPD), fracasó tras la reacción de las fuerzas conservadoras que movilizaron al Ejército y a los denominados "Freikorps" (milicias paramilitares derechistas) para sofocarlo.
Rosa Luxemburgo está considerada como una de las principales intelectuales marxistas, equiparable al italiano Antonio Gramsci (fundador del Partido Comunista Italiano), con obras como "La crisis de la socialdemocracia" o "Huelga de masas, partido y sindicatos".